Archivo de la etiqueta: falacias

La propiedad intelectual no es un trabajo

Quisiera $€r

El argumento de moda entre los propietarios de derechos de autor es que deben recibir una compensación económica por su trabajo y que si descargas gratis una canción de Internet estas robando su trabajo. Es una patraña fruto de la avaricia, ni es robar, ni es su trabajo.

Copiar no es robar, esto no hace falta que lo explique, pero si hay alguien que no lo entiende o que tiene una visión distorsionada de la realidad por favor que me lo diga en los comentarios y prepararé una explicación personalizada y adaptada a otros tipos de nivel intelectual. El problema que tenemos aquí es que muchos artistas están convencidos de que las copias de su trabajo son su trabajo en sí y eso no es verdad.

El trabajo que supone producir la mayoría de las obras artísticas no es algo objetivo y no se puede comparar al de tener que bajar a una mina, por ejemplo, o al de poner ladrillos, servir copas o reparar ordenadores, que se mide de forma objetiva, sin especular. Hay motivos para pensar que se podría compensar perfectamente a algunos de los artistas que tanto protestan con un par de billetes de los morados al mes y eso tirando por lo alto ya que más de la mitad de los trabajadores españoles no llega ni a eso.

Es cierto que la producción de los contenidos culturales requiere un esfuerzo, una inversión económica y mucho talento, igual que cualquier otro trabajo, ni más ni menos. Lo que no me parece justo es que alguien pueda registrar como propiedad las ideas que se obtienen de ese esfuerzo y restringir su uso a todo el que no pase por caja. Eso favorece la especulación e impide que esas ideas puedan ser utilizadas de otras formas más productivas.

Este sistema que ellos defienden no hubiese levantado sospechas sino fuera por la avaricia exagerada de algunos:

– La cultura es de todos, así que es raro que alguien reivindique su obra como parte de nuestra cultura y luego lo reclame como propiedad privada.

– No se puede vender millones de copias, tener un caché millonario, evadir todos los impuestos que se puedan y luego decir que tu trabajo no está correctamente remunerado. Es una falta de respeto.

– No se puede hacer pública (publicar) una obra y luego decir que es propiedad “privada”. Si, ya se que esto es algo muy habitual y parece tan normal, pero para mi es incoherente y como tantas cosas en la vida no tiene sentido.

– Trabajar una vez pero cobrar miles o millones de veces e incluso seguir cobrando después de muerto. No tiene nada de malo vender algo que has hecho tú mismo, lo malo es que siga siendo tuyo después de venderlo. En algún momento se debe considerar que el dinero obtenido ha compensado el trabajo realizado !vamos, digo yo!. Todo tiene un límite.

El talento artístico no está en el hecho de tener una idea en propiedad, sino en el uso que se hace de ella, es decir, en la interpretación que hacemos de ella para convertirla en realidad. Esto es algo que nos dejó bien claro, entre otros, Ramoncín con su versión “Come as you are” de Nirvana. ¿Cómo puede ser que la misma idea pueda ser tan buena y tan mala a la vez? Pues porque el mérito no depende de las ideas en si, sino de la interpretación que se hace de ellas.