Cultura: Patrimonio Universal

La cultura es el conjunto de todas las formas, los modelos o los patrones, explícitos o implícitos, a través de los cuales una sociedad se manifiesta. Como tal incluye lengua, costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano.

No me parece mal que toda una industria obtenga beneficio de nuestra cultura, pero lo que no puedo consentir es que privaticen las ideas, les pongan un candado y encima nos obliguen a todos a pagar para que algo que es de todos pase a formar parte de la propiedad privada de unos pocos. Este es el legado de Hernán Cortés, hemos heredado un concepto de propiedad totalmente injusto, desigual y violento con los derechos humanos.

La cultura es de todos, es libre y todos tenemos derecho a formar parte de ella y de los beneficios que produzca, por lo tanto cualquier atisbo de privatización que esté relacionado con la cultura probablemente esté violando uno de nuestros derechos más fundamentales.
Las ideas no pueden ser objeto de propiedad, pero aunque lo fueran no podrían formar parte de nuestra cultura al estar restringidas por su propietario. Si eres autor y quieres que tus ideas sean privadas, NO LAS PUBLIQUES, así podrás protegerlas con total garantía y serás el único que pueda obtener un beneficio de ellas. Publicar significa convertir una idea en dominio público, es decir, propiedad de todos. Podemos proponer leyes para intentar dominar la naturaleza (poner puertas al campo) pero no podemos pretender que funcionen sin más.
Entrando en temas más técnicos en España las descargas de contenidos son legales porque están considerados como cultura por parte incluso de sus autores, por lo tanto el gobierno debe garantizar el acceso libre a esos contenidos y “La Red” es el mejor medio para ello. Es inútil intentar oponerse a un derecho fundamental, pero toda una industria esta empeñada en querer arrebatarnos ese derecho solamente para intentar obtener un mísero y mezquino beneficio económico. Ya no se trata solo de cambiar el modelo de negocio, sino de cambiar también ese “concepto de propiedad” y de hacer un esfuerzo por respetar los derechos humanos.

Derechos de autor. Privilegios de autor

Según la RAE esto es lo que significa “derechos de autor”:

derecho de autor.
1. m. El que la ley reconoce al autor de una obra para participar en los beneficios que produzca su publicación, ejecución o reproducción, y que alcanza, en algunos casos, a los ejecutantes e intérpretes.

Bien, esto significa que el autor de una obra tiene derecho a ganar dinero con ella. La wikipedia nos viene a contar más o menos lo mismo, aunque el artículo se amplia con más información:

El derecho de autor es un conjunto de normas y principios que regulan los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el solo hecho de la creación de una obra literaria, artística, científica o didáctica, esté publicada o inédita. Está reconocido como uno de los derechos humanos fundamentales en la Declaracion Universal de los Derechos Humanos.



Por norma general tendemos a asociar derechos de autor con propiedad intelectual o con copyright. Esto en principio no es un problema si no fuera por lo romántico del termino, es decir, no queda igual de bien decir derechos de autor que prohibiciones de autor, ¿a que no?.
Los derechos de copia de una obra por lo general no son de los autores, se sobreentiende que los autores pueden hacer todas las copias que quieran de su propia obra, ¡ faltaría más!. Los derechos de copia son de los usuarios, y por lo general están todos restringidos, es decir prohibidos. Esto ya no es un derecho, es un privilegio que otorga la sociedad a los autores como compensación a su aportación a nuestra Cultura. Según la ley los autores tienen el privilegio de beneficiarse económicamente y en exclusiva de sus obras y esto obviamente no entra dentro de la definición de derechos de autor, sino de sus privilegios.
Es aquí donde comienza la injusticia, el abuso y el descontrol que realizan las entidades que gestionan esos privilegios. El sentido común nos hace aceptar la idea de que es bueno para la nuestra sociedad que haya gente que se encargue de la producción de ideas nuevas. La realidad es que el esfuerzo que está realizando la sociedad con ese propósito no está siendo recompensado de la manera adecuada.
Todos ya sabemos como se las gastan las sociedades de gestión a la hora de repartir nuestras aportaciones al mundo de la cultura. Solo una pequeña parte de los autores tienen acceso a esos privilegios y los que lo tienen ya han sido recompensados por su trabajo con anterioridad. El reparto de los privilegios se basa generalmente en las retribuciones ya percibidas, es decir, si tu has vendido muchos discos te vamos a compensar todavía más por ser tan “especial”. Esto es injusto, deberíamos compensar a los autores que no han visto retribuido su esfuerzo o su talento y que ha contribuido a mejorar nuestra cultura y no a los que ya han cobrado por su trabajo.
La máxima de los lobbys de la propiedad, y de la propiedad intelectual también, es : “tanto tienes tanto vales” no se puede remediar. Para ellos son más importantes las ideas de una pechugona rodeada de fanáticos, que la de un profesor, médico, o ingeniero. Da igual que la educación de nuestros hijos dependa de las ideas de sus profesores o que tu vida sea mejor gracias a los médicos, si a ti te compran un millón de discos porque en la portada enseñas las tetas entonces te conviertes automáticamente en un ser intelectual, culto y superior al resto de la sociedad.
Los privilegios de autor serían justos si todos fuésemos considerados autores, el ser humano tiene capacidad intelectual por naturaleza y nuestra cultura está formada por todas nuestras ideas, no solo por la de los artistas. Los blogs, los chat, los videos de youtube, twiter, facebook, las conversaciones de bar, los debates en clase, las discusiones de pareja, las charlas de los profesores, de los alumnos, de los jefes y empleados… Todas esas cosas acaban saliendo en las canciones, en los libros, en las peliculas… y por eso son cultura, porque todos participamos en ella.


Chorizos

El programa de televisión Equipo de Investigación ha publicado un vídeo documental sobre la trama de corrupción de la SGAE. Los miembros de la principal gestora de derechos de propiedad intelectual de España han sido pillados robando de la caja que se supone ha de alimentar a los autores muertos de hambre por culpa de la piratería.

En los videos no se ve nada que no sepamos de antes, pero queda reflejado como estos chorizos aparecen en televisión mintiendo con total impunidad.

Ramoncín y Caco son unos chorizos, Victor Manuel un mentiroso e Inma serrano una desgraciada.

Por otro lado cada vez que preguntan a los artistas más mediáticos sobre esta trama de corrupción siempre aluden a sus derechos de autor, intentando justificar los delitos cometidos por estos delincuentes.

Lo peor de todo es que este tema está desviando la atención de la verdadera trama. Han creado una sociedad para desmantelar y privatizar nuestra cultura, haciéndola suya propia y limitando por todos los medios los derechos fundamentales que tiene todo el mundo sobre su cultura.

Hay que pedir responsabilidades a Sinde.

– Han financiado con dinero público una campaña de adoctrinamiento social para insultarnos llamándonos ladrones.
– Han malversado los fondos que en un principio iban dirigidos a nuestra cultura.
– Han impuesto un canon ilegal, injusto e indiscriminado que a día de hoy siguen cobrando a pesar de que hay varias sentencias firmes que instan a retirarlo.
– El cargo de Ministra de nuestra Cultura es incompatible con sus intereses en la industria del cine, al igual que el de muchos componentes del equipo de gobierno.

A pesar de que esto es habitual en todos los ministros de nuestra cultura, Sinde es la última, la que más errores ha cometido y probablemente la que más mala fe ha puesto en su mandato.

¡¡SINDE DIMISIÓN!!





La cultura es libre

Si, señora Julia Navarro la cultura es libre. Usted no puede privatizar un bien público, una necesidad básica, un derecho universal y fundamental. Por mucho que te empeñes la cultura es y debe ser gratis.

Aunque no te lo creas la cultura tiene muchos más años que tú y miles de millones de personas han echo posible que hoy tengas la cabeza llena de ideas y a ti solo se te ocurre decir que esas ideas son propiedad privada de unos pocos, y lo que es peor… tenemos que pagar por ello. ¡Que cagada!

Has decidido inundar los periódicos del domingo para publicar toda una declaración de intenciones. La reacción que han tenido “Los Internautas” por el intento de malversación por parte del gobierno te ha dejado “anonadada”… ¡Tendrán cara! dices.

La Propiedad Privada no entra dentro del concepto de cultura, no sois conquistadores, no puedes llegar a un lugar nuevo, levantar la cabeza y apropiarte de todo lo que alcance la vista, por mucho que te haya costado a tiHernán Cortes” llegar hasta allí.

Este país ya no puede seguir viviendo del Huevo de Colón. Tener una idea no implica ningún merito, ni talento, ni virtud, ni divinidad. Tener una idea te otorga de forma natural el gran privilegio de ser el primero en poder utilizarla, nada más. Y es que queda genial el título de “creador” en el currículum, porque es eso ¿no? sin nada más que una hoja de papel, la tinta se convierte en letras por la acción del “creador”. Puedes acusar de ladrones a todos los que usan tus ideas, pero si tu utilizas las de los demás es “inspiración”, porque las musas son tus amigas y siempre te “ayudan” cuando estas “trabajando”. ¡Que cínicos sois!

Los blogs, los chat, los videos de youtube, twiter, facebook, las conversaciones de bar, los debates en clase, las discusiones de pareja, las charlas de los profesores, de los alumnos, de los jefes y empleados… Todas esas cosas acaban saliendo en las canciones, en los libros, en las peliculas… y por eso son cultura, porque todos participamos en ella.

No tiene nada de malo que intentes ganarte la vida con la cultura, lo malo es prohibir, cercenar, impedir, coartar la libertad de los demás. Puedes dedicarte si quieres a la prostitución intelectual y cobrar pos tus servicios, seguro que tus clientes te lo agradecen con dinero, pero por favor debes entender que la cultura es patrimonio universal y nuestro tesoro más preciado, no puedo permitir que nuestros hijos nazcan esclavos de ideas ajenas.


Libertad Intelectual

La libertad intelectual forma parte del concepto de libertad y se refiere a la capacidad de manifestar y disfrutar de cualquier idea, opinión o pensamiento sin limitaciones externas.

Concepto legal

La libertad intelectual es uno de los derechos fundamentales reconocido en la declaración universal de los derechos humanos. En sentido amplio, toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Filosofía

La libertad intelectual es un concepto que aparece como defensa de los abusos de diversas entidades y organizaciones realizan en nombre de la propiedad intelectual. Tras la privatización de diversas obras y conceptos se hace necesario proteger el patrimonio intelectual individual y colectivo para un uso más avanzado y responsable. En un ámbito social se trata de un concepto abstracto con un significado todavía no muy definido debido al uso poco frecuente que se hace de él. En un ámbito individual se trata de poder hacer uso de tus propias ideas independientemente de que hayan sido anteriormente concebidas por otros individuos.

Wikipedia.