Archivo de la categoría: Cultura

Los diez piratas de la “industria cultural”

He decidido elaborar esta lista para poner de manifiesto que los problemas de la “industria” están dentro de la misma, que poco a poco van degenerando nuestro patrimonio cultural y que están convirtiendo a nuestros hijos en esclavos de ideas ajenas.

A mi no me mires...

A mi no me mires…

1. Enrique Cerezo.

Es el presidente de EGEDA, una entidad que agrupa a los productores cinematográficos de España y varios países de América. Está en esta lista por defender un sistema beneficioso para sus empresas pero perjudicial  para la sociedad y por basar su modelo productivo en la restricción de derechos y en la privatización de nuestra cultura. Se ha mostrado partidario de mandar a la cárcel a los usuarios que ahora califica como sinvergüenzas porque descargar películas equivale en su opinión a “robar su trabajo y dinero”. En mi opinión, si hacemos lo que este energúmeno pretende, llenaríamos las cárceles de amantes al cine.

Kim don't come

Kim, don’t come

2. Kim Dot Com.

Este personaje representa una figura muy habitual en el mundo de los negocios. Es parásito, excéntrico, derrochador y desalmado, lo he incluido aquí precisamente porque, a pesar de ser considerado un enemigo de la industria cultural, es exactamente igual que algunos perfiles habituales dentro de la propia industria:  representantes, promotores de conciertos,  productores o ejecutivos de las empresas distribuidoras.

El traje le sienta como un guante.

El traje le sienta como un guante.

3. Pedro Pérez.

Es el presidente de FAPAE (confederación que agrupa a los productores de cine y televisión de España) Implicado en la trama Gürtel por aparecer su nombre en una cuenta suiza junto a los abogados de Francisco Correa. Es el autor de perlas como esta, en referencia a las descargas no oficiales de contenidos culturales:

Tenemos que empezar por educar a la gente para que sean conscientes de que están cometiendo algo ilegal

El acceso a la cultura está recogido como derecho en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es una pena que los tipos que dirigen las grandes asociaciones de contenidos culturales piensen de esta manera.

La publicidad engañosa no es cultura libre

¡Felisitaciones! acabas de ser estafado… de buen rollo ¡eh!

4. Películas Yonkis

Es la web de descargas mas popular en España y se encuentra en esta lista por basar su modelo de negocio en la publicidad engañosa. No hay nada de malo en ofrecer un servicio que facilite el acceso a los contenidos culturales como por ejemplo foofind.is o series.ly, lo malo es intentar engañar a sus usuarios mediante la publicidad fraudulenta con el  fin de obtener beneficios económicos. Entre otras cosas, la publicidad simula a los botones de descarga para que los usuarios incrementen el número de clics en las webs asociadas.

Chorizos

Aquí huele a chorizo… ¡huy! perdón, he sido yo

5. Teddy Bautista.

Estoy seguro que muchos de vosotros habéis entrado aquí para ver la foto de este “pendejo”.  Todos le conocemos por ser el ex-presidente de la SGAE involucrado en una trama de corrupción, desvío de fondos y apropiación indebida, ha sido el enemigo de lo público nº 1 y adalid de la propiedad privada. A pesar de ser destituido por “corrupción” en estos momentos se encuentra reclamando una indemnización millonaria por su despido de la SGAE, mientras millones de españoles ven como el gobierno recorta sus derechos para que puedan ser despedidos libremente. De todos los que están en esta lista, probablemente Teddy sea el personaje más dañino que ha tenido la cultura española en toda su historia.

Come as you are.

Come as you are.

6. Ramoncín.

También está implicado en el desvío de fondos de la SGAE. Al parecer, mientras se colaba en todos los medios actuando en defensa de los “derechos de los autores”, este sujeto se dedicaba a falsificar facturas para apropiarse indebidamente de grandes cantidades de dinero destinadas supuestamente a compensar el trabajo de los autores.

Pero en realidad Ramoncín no está aquí solamente por ser un corrupto, sino por utilizar, sin permiso del autor, una canción de Nirvana y destrozarla sin compasión encima de un escenario.

El trabajo me mata.

El trabajo me mata.

7. Alejandro Sanz.

Es un trabajador de la cultura, no hay más que ver lo currante que es. Reclama desde su mansión en Miami que su trabajo no esta correctamente remunerado y que los españoles deben pagar obligatoriamente un canon para poder afrontar los gastos derivados de la producción de sus obras, ya sabes, yates, mujeres, viajes, casoplones… presume de patriota pero guarda su dinero dónde más le conviene, por lo visto lo poco que gana lo tiene que mantener lejos de los recaudadores de impuestos no vaya a ser que se beneficien también de su trabajo.

Por el interés te quiero...

Por el interés te quiero…

8. Sinde

Su Excelentísima Ángeles Gonzalez-Sinde se hizo con el cargo de Ministra a pesar de haber presidido previamente la Academia del Cine. El juzgado ha admitió a trámite en 2009 un recurso de la asociación de internautas por posible conflicto de intereses, ya que, entre otras cosas, la ministra aumentó considerablemente el gasto en subvenciones a su antigua asociación.

Sinde también está en esta lista por dar nombre a una ley propuesta por la industria cultural (de EEUU) en la que se pretende evitar la participación de los jueces en el cierre de páginas de internet que ofrezcan contenidos restringidos por los autores.

Sólo se que no se nada.

Sólo se que no se nada.

9. Wert

Es el actual ministro de Cultura, Educación y Deportes. Y está en esta lista sobretodo por poner en peligro uno de los pilares básicos de nuestra cultura: La Educación, favoreciendo la segregación, el elitismo y la discriminación.

Me entiendeeees..

Me entiendeeees..

10. Telecinco

Son los encargados de infestar de “cultura basura” a la sociedad española. Utilizan como herramienta la adicción televisiva que por desgracia afecta de manera desproporcionada a un gran número de espectadores. Una adicción que en silencio se ha encargado de contaminar la cultura española con ideas simplonas, defectuosas y realmente dañinas aprovechándose de la debilidad de sus espectadores.

Estos son los piratas que yo he elegido, si crees que falta alguien en la lista o crees que alguno de los que hay aquí no debería estar, por favor, siéntete libre para comentar.


Derechos Humanos

Las ideas no pueden ser objeto de propiedad.
Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten. 

 
Artículo 27a de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La publicidad engañosa no es cultura libre

Hoy me he encontrado con el anuncio del estreno por Internet de una nueva película y de forma gratuíta.

Es algo que en principio suena bien, incluso utilizan los terminos “legal” y “libre” como cebo para que el usuario se sienta más confiado. Pero aquí algo falla…

Es evidente que yo estoy a favor de la cultura libre, incluso de la cultura gratis (aunque realmente no lo sea), pero no de las empresas que basan su modelo de negocio en la publicidad engañosa y fraudulenta.

La web de peliculasyonkis, aparentemente con el permiso de los productores, es la que hace el anuncio. El problema es que ésta web, y en muchas otras webs similares, la publicidad ofrecida es fraudulenta, a veces contiene virus y por lo general persigue estafar al usuario.

Supongo que los productores obtendrán algún beneficio económico de la reproduccion de su película en peliculasyonkis, algo que en teoría sería lo más normal del mundo si no fuera por que el dinero procede de la estafa y engaño a los usuarios más incautos de esa web.

Ésta tampoco es la forma de hacer bien las cosas.

 


Cultura: Patrimonio Universal

La cultura es el conjunto de todas las formas, los modelos o los patrones, explícitos o implícitos, a través de los cuales una sociedad se manifiesta. Como tal incluye lengua, costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano.

No me parece mal que toda una industria obtenga beneficio de nuestra cultura, pero lo que no puedo consentir es que privaticen las ideas, les pongan un candado y encima nos obliguen a todos a pagar para que algo que es de todos pase a formar parte de la propiedad privada de unos pocos. Este es el legado de Hernán Cortés, hemos heredado un concepto de propiedad totalmente injusto, desigual y violento con los derechos humanos.

La cultura es de todos, es libre y todos tenemos derecho a formar parte de ella y de los beneficios que produzca, por lo tanto cualquier atisbo de privatización que esté relacionado con la cultura probablemente esté violando uno de nuestros derechos más fundamentales.
Las ideas no pueden ser objeto de propiedad, pero aunque lo fueran no podrían formar parte de nuestra cultura al estar restringidas por su propietario. Si eres autor y quieres que tus ideas sean privadas, NO LAS PUBLIQUES, así podrás protegerlas con total garantía y serás el único que pueda obtener un beneficio de ellas. Publicar significa convertir una idea en dominio público, es decir, propiedad de todos. Podemos proponer leyes para intentar dominar la naturaleza (poner puertas al campo) pero no podemos pretender que funcionen sin más.
Entrando en temas más técnicos en España las descargas de contenidos son legales porque están considerados como cultura por parte incluso de sus autores, por lo tanto el gobierno debe garantizar el acceso libre a esos contenidos y “La Red” es el mejor medio para ello. Es inútil intentar oponerse a un derecho fundamental, pero toda una industria esta empeñada en querer arrebatarnos ese derecho solamente para intentar obtener un mísero y mezquino beneficio económico. Ya no se trata solo de cambiar el modelo de negocio, sino de cambiar también ese “concepto de propiedad” y de hacer un esfuerzo por respetar los derechos humanos.

La cultura es libre

Si, señora Julia Navarro la cultura es libre. Usted no puede privatizar un bien público, una necesidad básica, un derecho universal y fundamental. Por mucho que te empeñes la cultura es y debe ser gratis.

Aunque no te lo creas la cultura tiene muchos más años que tú y miles de millones de personas han echo posible que hoy tengas la cabeza llena de ideas y a ti solo se te ocurre decir que esas ideas son propiedad privada de unos pocos, y lo que es peor… tenemos que pagar por ello. ¡Que cagada!

Has decidido inundar los periódicos del domingo para publicar toda una declaración de intenciones. La reacción que han tenido “Los Internautas” por el intento de malversación por parte del gobierno te ha dejado “anonadada”… ¡Tendrán cara! dices.

La Propiedad Privada no entra dentro del concepto de cultura, no sois conquistadores, no puedes llegar a un lugar nuevo, levantar la cabeza y apropiarte de todo lo que alcance la vista, por mucho que te haya costado a tiHernán Cortes” llegar hasta allí.

Este país ya no puede seguir viviendo del Huevo de Colón. Tener una idea no implica ningún merito, ni talento, ni virtud, ni divinidad. Tener una idea te otorga de forma natural el gran privilegio de ser el primero en poder utilizarla, nada más. Y es que queda genial el título de “creador” en el currículum, porque es eso ¿no? sin nada más que una hoja de papel, la tinta se convierte en letras por la acción del “creador”. Puedes acusar de ladrones a todos los que usan tus ideas, pero si tu utilizas las de los demás es “inspiración”, porque las musas son tus amigas y siempre te “ayudan” cuando estas “trabajando”. ¡Que cínicos sois!

Los blogs, los chat, los videos de youtube, twiter, facebook, las conversaciones de bar, los debates en clase, las discusiones de pareja, las charlas de los profesores, de los alumnos, de los jefes y empleados… Todas esas cosas acaban saliendo en las canciones, en los libros, en las peliculas… y por eso son cultura, porque todos participamos en ella.

No tiene nada de malo que intentes ganarte la vida con la cultura, lo malo es prohibir, cercenar, impedir, coartar la libertad de los demás. Puedes dedicarte si quieres a la prostitución intelectual y cobrar pos tus servicios, seguro que tus clientes te lo agradecen con dinero, pero por favor debes entender que la cultura es patrimonio universal y nuestro tesoro más preciado, no puedo permitir que nuestros hijos nazcan esclavos de ideas ajenas.